Saltar al contenido

Construcción de ducha con asiento de obra: guía paso a paso

Si estás pensando en renovar tu baño y quieres agregar un toque de comodidad y funcionalidad, una ducha con asiento de obra puede ser la opción perfecta. Este tipo de ducha no solo te brinda un lugar para sentarte y relajarte, sino que también agrega un elemento de diseño único a tu baño. En esta guía paso a paso, te mostraremos cómo construir una ducha con asiento de obra para que puedas disfrutar de todos sus beneficios.

Preparación del área

Marca y corte del área

Lo primero que debes hacer es marcar y cortar el área donde se va a construir el asiento de la ducha. Utiliza una cinta métrica y un lápiz para marcar las dimensiones deseadas del asiento en la pared de la ducha. Asegúrate de medir cuidadosamente para obtener un resultado preciso.

Luego, utiliza una sierra para cortar el área marcada. Asegúrate de seguir las líneas de marcado y de hacer un corte limpio y preciso. Si es necesario, utiliza una lijadora para suavizar los bordes del corte.

Construcción del marco de madera

Una vez que hayas cortado el área, es hora de construir el marco de madera para el asiento de la ducha. Utiliza tablas de madera tratada para exteriores y corta las piezas necesarias para construir el marco. Asegúrate de medir cuidadosamente y de cortar las piezas a la longitud adecuada.

Una vez que hayas cortado todas las piezas, ensambla el marco utilizando tornillos para madera. Asegúrate de que todas las piezas estén bien sujetas y de que el marco sea lo suficientemente resistente como para soportar el peso de una persona.

Descubre más  Como hacer un armario de pladur: pasos y ventajas

Instalación y fijación del marco

Una vez que hayas construido el marco de madera, es hora de instalarlo y fijarlo en el área cortada de la ducha. Coloca el marco en el área y asegúralo con tornillos para madera. Asegúrate de que el marco esté nivelado y bien fijado a la pared de la ducha.

Utiliza un nivel para asegurarte de que el marco esté perfectamente nivelado. Si es necesario, ajusta la posición del marco y vuelve a fijarlo con tornillos.

Construcción del asiento

Llenado del marco con concreto o mortero

Una vez que el marco esté instalado y fijado, es hora de llenarlo con concreto o mortero. Prepara la mezcla de concreto o mortero de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Asegúrate de seguir las proporciones adecuadas y de mezclar bien los ingredientes.

Vierte la mezcla de concreto o mortero en el marco, asegurándote de llenarlo por completo. Utiliza una paleta o una llana para alisar la superficie y eliminar cualquier burbuja de aire.

Alisado de la superficie y secado

Una vez que hayas llenado el marco con concreto o mortero, utiliza una paleta o una llana para alisar la superficie. Asegúrate de que la superficie esté completamente lisa y nivelada.

Deja que el concreto o mortero se seque según las instrucciones del fabricante. Esto puede llevar varias horas o incluso días, dependiendo del tipo de mezcla que hayas utilizado. Durante este tiempo, evita pisar o aplicar presión sobre el asiento para asegurarte de que se seque correctamente.

Aplicación de sellador o impermeabilizante

Una vez que el asiento de la ducha esté completamente seco, puedes aplicar un sellador o impermeabilizante para protegerlo de la humedad y el desgaste. Utiliza un sellador o impermeabilizante adecuado para el tipo de material que hayas utilizado en el asiento.

Descubre más  Cómo hacer un especiero casero: 6 trucos y paso a paso

Aplica el sellador o impermeabilizante siguiendo las instrucciones del fabricante. Asegúrate de cubrir toda la superficie del asiento y deja que se seque completamente antes de utilizar la ducha.

¡Y eso es todo! Siguiendo estos pasos, podrás construir tu propia ducha con asiento de obra y disfrutar de un espacio cómodo y funcional en tu baño. Recuerda siempre seguir las instrucciones de seguridad y utilizar los materiales adecuados para garantizar un resultado duradero y de calidad.