Saltar al contenido

Como hacer calçots en casa: receta fácil al horno

Los calçots son una deliciosa especialidad de la cocina catalana que se disfruta especialmente durante la temporada de invierno. Estos tiernos y sabrosos puerros asados son perfectos para compartir en una comida con amigos y familiares. Si quieres disfrutar de los auténticos calçots en la comodidad de tu hogar, aquí te presentamos una receta fácil para hacerlos al horno.

Bestseller No. 1
SATURNIA 8160126, Parrilla Barbacoa Doble, 25x25 cm
  • Medida: 25x25 cm.
  • Acabado cromado.
  • Ideal para barbacoas, acampadas, camping, playa.

Preparación de los calçots

Limpieza y corte

Lo primero que debes hacer es limpiar los calçots. Para ello, retira las hojas más externas y corta la parte superior verde. Luego, corta la raíz en la base de los calçots. Asegúrate de que los calçots estén limpios y sin tierra antes de continuar.

Disposición en la bandeja

Una vez que los calçots estén limpios, es hora de disponerlos en una bandeja apta para horno. Puedes utilizar una rejilla en la bandeja para evitar que los calçots se manchen con el jugo que sueltan durante la cocción. Coloca los calçots uno junto al otro, asegurándote de que estén bien alineados.

Cocción en el horno

Prepara el horno precalentándolo a 200°C con calor bajo y aire arriba y abajo. Coloca la bandeja con los calçots en el horno y cocina durante aproximadamente 15 minutos. Es importante vigilarlos para evitar que se quemen. Los calçots estarán listos cuando estén tiernos y ligeramente dorados.

Finalización y presentación

Envoltura en papel

Una vez que los calçots estén cocidos, retíralos del horno y déjalos enfriar ligeramente. Luego, envuélvelos en papel de periódico o papel de cocina para que se mantengan calientes y se terminen de cocinar en su propio calor. Esto también ayudará a que los calçots se ablanden aún más y adquieran su característica textura suave.

Descubre más  Como aislar ventanas correderas antiguas: trucos efectivos

Reposo y servir

Deja reposar los calçots envueltos en papel durante unos minutos antes de servir. Esto permitirá que los sabores se mezclen y se intensifiquen. Para disfrutar de los calçots, simplemente desenrolla el papel y retira las capas exteriores quemadas. Sujeta el calçot por la parte verde y sumérgelo en una salsa romesco o alioli. Luego, estira el cuello hacia atrás y disfruta de su sabor dulce y ahumado.

¡Ahora ya sabes cómo hacer calçots en casa de manera fácil y deliciosa! Sorprende a tus invitados con esta tradicional receta catalana y disfruta de una comida llena de sabor y tradición.

No se han encontrado productos.