Saltar al contenido

Cambiar Tapa WC Sin Tornillos: 5 Pasos Fáciles

Cambiar la tapa del WC puede ser una tarea sencilla si se siguen los pasos adecuados. En este artículo, te mostraremos cómo cambiar la tapa del WC sin tornillos en 5 pasos fáciles. Sigue leyendo para descubrir cómo hacerlo.

Preparación para el Cambio

Tomar Medidas

Antes de comenzar el proceso de cambio, es importante tomar algunas medidas para asegurarse de elegir la tapa correcta. Coloca el asiento antiguo sobre una hoja de papel y traza el contorno, incluyendo los conectores y la distancia entre ellos. Esto te ayudará a tener una referencia visual al momento de elegir la nueva tapa.

Además, mide la distancia entre los ejes de las dos perforaciones donde se insertan las fijaciones del asiento. Esta medida es crucial para asegurarte de que la nueva tapa se ajuste correctamente a tu WC.

También, mide la distancia de los ejes de las perforaciones donde se inserta el asiento hasta el frente de la taza. Esta medida te ayudará a elegir una tapa que se ajuste perfectamente a tu WC.

Por último, mide el ancho de la taza en su punto más extendido. Esto te ayudará a elegir entre una tapa ovalada o redonda, dependiendo de las dimensiones de tu WC.

Elegir el Asiento Correcto

Una vez que hayas tomado todas las medidas necesarias, es hora de elegir la tapa correcta para tu WC. Asegúrate de elegir una tapa que se ajuste a las dimensiones y forma de tu WC. Si tienes un WC ovalado, elige una tapa ovalada. Si tienes un WC redondo, elige una tapa redonda.

Además, verifica que la tapa que elijas sea compatible con la sujeción de tu WC. La manera en que están sujetos los asientos al WC varía, pero casi todos funcionan de la misma forma. Asegúrate de que la nueva tapa tenga el mismo tipo de sujeción que la antigua para evitar problemas al momento de instalarla.

Descubre más  Obra nueva Jerez de la Frontera: Encuentra promociones y viviendas en venta

Revisar la Sujeción del Asiento

Antes de comenzar el proceso de cambio, es importante revisar la sujeción del asiento antiguo. Asegúrate de que los tornillos estén bien apretados y de que no haya ningún daño en las fijaciones. Si encuentras algún problema, es recomendable solucionarlo antes de instalar la nueva tapa.

Proceso de Cambio

Retirar la Tapa Antigua

Una vez que hayas preparado todo, es hora de retirar la tapa antigua. Para hacerlo, busca los tornillos de sujeción en la parte inferior de la taza del WC. Estos tornillos suelen estar cubiertos por tapones de plástico que se pueden quitar fácilmente con un destornillador plano.

Una vez que hayas quitado los tapones, utiliza una llave inglesa o una llave ajustable para aflojar los tornillos de sujeción. Gira en sentido contrario a las agujas del reloj hasta que los tornillos estén lo suficientemente sueltos como para retirar la tapa antigua.

Una vez que los tornillos estén sueltos, levanta la tapa antigua y retírala de la taza del WC. Asegúrate de tener cuidado al hacerlo para evitar dañar la porcelana del WC.

Instalar la Nueva Tapa

Una vez que hayas retirado la tapa antigua, es hora de instalar la nueva tapa. Comienza por alinear los conectores de la tapa con las perforaciones en la taza del WC. Asegúrate de que los conectores encajen correctamente en las perforaciones.

Luego, coloca los tornillos de sujeción en los conectores y apriétalos con una llave inglesa o una llave ajustable. Gira en sentido de las agujas del reloj hasta que los tornillos estén bien apretados y la tapa esté firmemente sujeta a la taza del WC.

Descubre más  Reparar juntas baldosas suelo interior: pasos y consejos

Una vez que hayas apretado los tornillos, verifica que la tapa esté correctamente alineada y que no haya ningún movimiento o juego. Si es necesario, ajusta los tornillos para asegurarte de que la tapa esté bien sujeta.

Por último, coloca los tapones de plástico en los tornillos de sujeción para cubrirlos y darle un acabado estético a la tapa del WC.

¡Y eso es todo! Siguiendo estos 5 pasos fáciles, podrás cambiar la tapa del WC sin tornillos de manera rápida y sencilla. Recuerda tomar las medidas adecuadas, elegir el asiento correcto y revisar la sujeción antes de comenzar el proceso de cambio. ¡Buena suerte!